Home » Regionales » Guillermo Rodríguez: “La preparación teórica y física es vital para estar a la altura”

Guillermo Rodríguez: “La preparación teórica y física es vital para estar a la altura”

El juez olímpico viene de actualizar a más de 200 taekwondistas de 17 estados del país en los Seminarios de Arbitraje de Combate 2017 (Foto Juanis Alfaro / Prensa Federación Venezolana de Tae Kwon Do)

Puerto La Cruz, municipio Sotillo – Anzoátegui (Por Andrés Alejandro Henríquez / Prensa Federación Venezolana de Tae Kwon Do).- Para el juez internacional y olímpico Guillermo Rodríguez, el buen árbitro de taekwondo de éstos tiempos debe constantemente capacitarse académicamente, además de mantener una condición física óptima, dos aspectos “claves para estar a la altura de los estándares mundiales de nuestro deporte”.

Con 210 participantes (80 en Anzoátegui y 130 en Lara) cerraron los Seminarios Nacionales de Arbitraje de Combate 2017 (Foto Juanis Alfaro / Prensa Federación Venezolana de Tae Kwon Do)

Ésta aseveración, marcada por la experiencia a lo largo de casi tres ciclos olímpicos que ostenta Rodríguez, fue parte del discurso final en los Seminarios Nacionales de Arbitraje de Combate que se realizaron en Venezuela durante los días 20 y 21 de mayo, en los estados Anzoátegui y Lara, respectivamente.

“Cómo árbitros, debemos tener una muy buena condición física y saber adaptarnos a todas las circunstancias y a los cambios”, señala Guillermo, quien fuera considerado por la prensa especializada en taekwondo como el Mejor Árbitro del Mundo en 2015, un año antes de su debut en Río 2016.

“La preparación teórica es fundamental para estar a la altura. El buen árbitro, sin duda, debe aprender inglés, dominar varios idiomas y, sobre todo, el reglamento”, continúa el también director de arbitraje de la Federación Venezolana de Taekwondo.

Rodríguez, quien previo a la celebración de ambos Seminarios brindó una inducción sobre los últimos cambios en el reglamento de combate a los atletas del seleccionado nacional, recalcó que “todo es un trabajo conjunto” ya que “ahora el taekwondo será más dinámico, habrá más continuidad en el pateo durante los combates y eso exige mayor resistencia física para atletas y también para nosotros como árbitros”.

“Los atletas deben tener claro que ahora deben entrenar más duro, administrarse mejor en el combate, evitar las faltas sin necesidad porque serán penalizados con un punto. También que habrá más presión de nuestra parte para que peleen y que en el clinch, los brazos deben ir abajo, así como el miro chagui debe hacerse por encima del cinturón y debe existir continuidad en el pateo”.

Por último, Rodríguez, quien espera poder acudir al próximo Campeonato Mundial en Muju, Corea del Sur, le recordó tanto a atletas como árbitros que “éste reglamento de taekwondo es para ser estudiado a profundidad. Debemos estar a la altura de los mejores del mundo, dar lo mejor de cada uno de nosotros en medio de las dificultades sin olvidar que somos del tamaño del compromiso que se nos presenta, y permanentemente, pese a los obstáculos, estamos formando los nuevos Martín Blanco, los nuevos Arlindo Gouveia, Adriana Carmona o Dalia Contreras para mantenernos con nuestros relevos en los lugares más altos del deporte. Esa es la única forma de seguir dejando en alto el nombre de Venezuela.”