Home » Sin categoría » Cancha y Tribuna 06

Cancha y Tribuna 06

Cancha y Tribuna 06

Por Wolman Linares

 Menos palabras y más compromiso. Después que el primer empleado de la Gobernación de Barinas pronunciara un breve mensaje a los deportistas del patio, escuché a varios entrenadores y atletas, incluso hasta un camarada refutar: “queremos hechos… ya las palabras no generan emoción porque son promesas viejas”. En resumen, la familia deportiva barinesa, esa que cuando le toca trasladarse hasta otra región para competir padece las penurias de dormir en gimnasios prestados, comer alimentos de bajo costo, esas delegaciones que viajan en precarias unidades, muchas veces arriesgando sus vidas, esos deportistas que aun así con la desatención oficial se enorgullecen en llevar en el pecho el nombre de Barinas, entidad para la cual ponen alma y corazón en aras de obtener lauros y regresar a su tierra con la moral de haber alcanzado un pódium, ¡esa familia, ciudadanos gobernantes merece respeto! Sí, es cierto, somos una potencia deportiva, pero gracias a atletas y entrenadores y algunos dirigentes que le echan pichón y hasta se convierten en Jesucristo para multiplicar los panes, es decir, rendir y estirar los minúsculos presupuestos que se les otorga en un año de actividad.

No somos un estado referente en deportes como resultado de un ambicioso plan de incentivos y becas que estimulen la carrera de nuestros jóvenes. No somos potencia porque haya una política coherente y acertada en materia de transporte urbano y nacional para las delegaciones. No somos una potencia por la dotación oportuna de implementos y uniformes. Tampoco lo somos por la ampliación de los beneficiarios de la alimentación. Ciertamente somos un potencia deportiva… pero en la desgastada frase propagandística que expresan los burócratas de turno.

Ayuda de la empresa privada. Si bien hay que reconocer que desde varios años atrás los empresarios privados de la región por iniciativa propia han venido respaldando la actividad deportiva, recreacional, competitiva y profesional, ese loable apoyo hay que sistematizarlo y direccionarlo. Creo que es tiempo ya de que los ediles del municipio capital, antes de que fenezca su período legislativo, dejen algo por lo cual se les recuerde para siempre. Y es que desde la empresa privada local existe voluntad e interés en fortalecer el deporte, pero este apoyo financiero debe ser canalizado mediante una ordenanza que peche un bajo porcentaje de la Patente de Industria y Comercio, el cual de manera estricta y supervisada, sea invertido en planes específicos como, becas y viajes para los deportistas elites de la región. Esta idea, me comentó el profesor “Chuy” Vera, DT de Zamora, se trató de implementar en Mérida a favor del equipo Estudiantes, pero por mezquindad la propuesta no avanzó. Si se trabaja pensando más en el impacto social que en los resultados económicos o políticos, estoy seguro que muchos gerentes, propietarios y encargados de negocios en esta ciudad pulirían y le darían una mano a esta tesis.

Sí van los Juegos Nacionales. Esta semana se debe anunciar, la o las sedes, en donde se llevarían a cabo los Juegos Nacionales Deportivos del país. Al parecer, existen criterios unificados para que en esta ocasión sean entre 20 y 25 años, rango de edad en la cual se registran una buena cantidad de atletas pertenecientes al ciclo olímpico que culmina el próximo año con los Juegos Londres 2012. Aun cuando se han colado por allí que Vargas, Cojedes, Portuguesa y Yaracuy serían las entidades anfitrionas, todo apunta a que Yaracuy, por su condición estratégica, en el centro del país, por estar a media hora del estado Lara, entidad con capacidad hotelera, por haber cumplido recientemente con los Juvines 2010, sea elegida para albergar las olimpíadas nacionales. [email protected]